Dramas Literarios: La controversia de American Dirt

Por cuestiones como Google News se ha dado cuenta que tengo cierto interés por la literatura y me ha empezado a mandar notificaciones relacionadas a la industria editorial es que me enteré de esta controversia relacionada a la novela American Dirt que (al parecer) ha generado bastante drama en la comunidad literaria, pero empecemos con…

¿Qué es American Dirt?

American Dirt es una novela de la autora estadounidense Jeanine Cummings que fue publicado el 21 de Enero del 2019 en inglés por la editorial Flatiron Books, después de que está editorial ganará en una subasta en la que 9 editoriales se estaban peleando para comprar los derechos de publicación [1]. Flatiron Books ganó la subasta después de llegar a un acuerdo en la que pagaría un avance de 7 cifras, según el New York Times [1]. El éxito que se esperaba que tuviera el libro era tan grande que Flatiron Books decidió que la primera tirada (tiraje) fuera de 500,000 copias [1,3], algo que es considerado bastante alto cuando se toma en consideración que usualmente una buena primera tirada es de entre 15,000 y 25,000 copias [2]. 

La novela es sobre el viaje que debe tomar Lydia y su hijo Luca de 8 años para cruzar la frontera entre México y Estados Unidos con la intención de llegar a Arizona. Lydia y Luca tienen que dejar su hogar en Acapulco, México, después de que sicarios contratados por un cartel de drogas matará a 16 miembros de su familia [1].

Photo by Tim Mossholder on Pexels.com

Debido a los temas que toca y la situación actual con relación a la inmigración, American Dirt, la cual trata de mostrarles a los lectores el costo humanitario de las regulaciones migratorias de estados unidos (según la autora), empezó inicialmente a recibir muy buena atención y críticas, recibiendo críticas positivas de autores como Stephen King y  John Grisham, al igual que el apoyo de autoras latinas (o de origen latino) como Sandra Cisneros, Erika Sánchez, Reyna Grande y Julia Alvarez [1]. Aunque posiblemente una de las frases que ha recibido más atención fue la del autor Don Winslow en la que comparó a American Dirt con Las Uvas de la Ira (The Grapes of Wrath) de John Steinbeck [4, 5].

El alcance de la novela llegó a su punto más alto cuando la novela fue elegida por Oprah Winfrey  para que fuera parte de su club de lectura, lo que prometía grandes ventas, y es aquí cuando el caos empezó.

¿Cuál es el problema con American Dirt? y ¿por qué tanta gente está enojada?

La controversia alrededor de este libro está situada básicamente en que Jeanine Cummins se identifica como blanca, aunque su abuela es puertorriqueña, y  muchos críticos creen que está contando una historia que no le pertenece a ella contar y aún más considerando que no es ni mexicana ni inmigrante [3]. Aunque cabe mencionar que su esposo es inmigrante y que vivió unos años de manera ilegal en estados unidos, pero muchos críticos creen que es importante decir que el esposo es un inmigrante irlandés, lo que hace una gran diferencia [3].

Esto ha hecho que acusen a American Dirt de apropiación cultural [1, 3], y que muchos latinos opinen que la novela es ofensiva debido a que cae en muchos estereotipos y clichés que lastiman la percepción del inmigrante y de México [1, 5], y que la novela falla en su propósito de humanizar a los inmigrantes porque se percibe como inauténtica porque no expone la realidad de México, lo que es aún más significativo cuando los protagonistas son mexicanos y la mayoría de la historia sucede en México, y que además se siente como una telenovela melodramática [5].

Photo by ShonEjai on Pexels.com

Myriam Gurba, a quien le mandaron el libro para hacer una reseña (dicha que no fue publicada por ser negativa), mencionó que una de las muchas cosas que le molestó de American Dirt es el hecho de que es una novela que refuerza la idea de que Estados Unidos es bueno y México es malo, y que ella opina que la autora sabe que Estados Unidos no es santuario seguro que ella escribe en American Dirt pero aun así continua reforzando esta creencia [6].    

Otras críticas son sobre cómo esta historia está moldeada para entrar en los gustos estadounidenses, y que aunque la historia puede dejarles cierta impresión, está no representa la verdadera vida de los inmigrantes [5].

Con relación a esto, Lauren Groff, quien reseñó la novela para el New York Times, dijo: “American Dirt” está escrito para personas como yo, aquellos nativos de los Estados Unidos que están preocupados por lo que está sucediendo en nuestra frontera sur pero que nunca han sentido el miedo y la desesperación de los migrantes en sus propios cuerpos. Esta novela está dirigida a personas que han amado a un niño y que lucharían con todo lo que tienen para ver que a ese niño se le permita un buen futuro “, pero admitió que ella no podía saber que tan bien esta novela representa la cultura mexicana y del inmigrante porque no es mexicana y nunca ha sido inmigrante [4].

Photo by cottonbro on Pexels.com

Mientras tanto, la escritora de Los Angeles Times, Esmeralda Bermudez, quien ha vivido y visto la realidad de la inmigración, dijo lo siguiente: “Este libro ha dejado a muchos lectores blancos con este sentimiento muy confuso, como ‘Oh, Dios mío’ sobre los inmigrantes. Y mi piel se está arrastrando. Mi piel se está arrastrando”. Bermudez entiende la intención de la autora, pero ella cree que American Dirt no refleja la realidad [5].

Bermudez también dijo lo siguiente sobre la novela: 

 “(la protagonista) Es una mujer de clase media y propietaria de una librería que salió de México con una pequeña fortuna en el bolsillo, como si fuera a ir a Francia o algo así. Con dinero de herencia. Con un cajero automático para los ahorros de toda la vida de su madre. ¿Y por qué se tuvo que ir? porque ella estaba coqueteando con un narcotraficante que ahora está tratando de matarla. Esta es una telenovela maravillosa y melodramática, algo que me encantaría ver por entretenimiento barato, como un narco-thriller en Netflix. Pero nadie debería llamarlo. ‘La gran novela de inmigrantes, la historia de nuestro tiempo, Las uvas de la ira’. ¿Por qué? ¿Cómo llegamos a un punto en nuestra industria, en la industria del libro, en la sociedad, que este es el bajo estándar que tenemos? [5]”

Esto lleva al siguiente punto que es que muchos críticos han dicho que American Dirt  ha hecho evidente que hay un problema en la industria editorial con relación a la raza y la identidad [5], ya que American Dirt fue un libro que editoriales se estaban peleando por publicar debido a la historia, pero que voces más cualificadas para contar esta historia han sido ignoradas. Además de que la autora (Jeanine Cummins) hasta hace unos años ni se consideraba latina y se describía como una persona blanca que no quería escribir sobre raza porque nunca conocería “la furia impotente de ser perfilado o encontrar obstáculos institucionalizados para el éxito debido a mi piel, cabello o nombre”, pero que ahora estaba vendiendo esta historia y ganando 7 cifras [3, 5, 6]. Lo que trae la cuestión de quienes son las personas que deberían estar contando estas historias y que voces son las que deberían estar siendo ayudadas para tener un mejor alcance con relación a estos temas [5].  

Photo by cottonbro on Pexels.com

De acuerdo a Slate, varios de los observadores que trabajan en la industria editorial sospechan que Flatiron Books era consciente de los posibles problemas que podrían tener debido a la diferencia entra la raza e identidad de Cummins y la de sus personajes, y que posiblemente trataron de hacer varias cosas desde antes de la publicación para tranquilizar las posibles opiniones negativas, como la identificación de la abuela de Cummins como puertorriqueña o el énfasis de que el esposo fue inmigrante ilegal (sin mencionar que era irlandés). Además que posiblemente creían que las ideas liberales del libro eran suficientemente fuertes como para que no recibiera atención negativa, algo que fue pesimamente calculado [7]. En general, se opina que lo que hizo que este libro fuera mal recibido fue que American Dirt fue erróneamente posicionado como un libro que hace “una contribución vital para entender el problema”, cuando en realidad es simplemente una novela que sería considerada más como ficción comercial que es entretenida pero nada más [7].

Por su parte, Bob Miller (presidente de Flatiron Books) mencionó que estaba sorprendido de la recepción negativa que está teniendo el libro en la comunidad latina y literaria, y dijo lo siguiente:  

“El hecho de que nos sorprendimos es indicativo de un problema, que es que al posicionar esta novela, no pudimos reconocer nuestros propios límites. La discusión en torno a este libro ha expuesto profundas deficiencias en la forma en que en Flatiron Books abordamos cuestiones de representación, tanto en los libros que publicamos y en los equipos que trabajan en ellos” [8].

También agregó lo siguiente: “cometimos serios errores en la forma en que desarrollamos este libro. Nunca deberíamos haber afirmado que era una novela que definía la experiencia de los migrantes; no debimos haber dicho que el esposo de Jeanine era un inmigrante indocumentado sin especificar que era de Irlanda” y pidió disculpas por las decisiones que tomaron, y que deseaba poder escuchar, aprender y hacerlo mejor en el futuro pero que pedía un dialogo con críticas validadas y no amenazas violentas [8].

Mientras que, Jeanine Cummins le dijo lo siguiente a NPR sobre la polémica: “No sé cómo responder a esto… No todo el mundo tiene que amar mi libro. Me esforcé por ser increíblemente sensible culturalmente, hice el trabajo, hice cinco años de investigación. Tenía toda la intención en mi corazón cuando escribí este libro para tratar de cambiar los estereotipos que vi que prevalecían en nuestro diálogo nacional. Y sentí que había espacio… para que examinemos la humanidad de las personas involucradas”. La autora admite que es consciente de su privilegio, de sus puntos ciegos culturales y de las desiguales en la industria editorial pero que esto no son cosas que pueda cambiar ni resolver ni que son su responsabilidad y que ella simplemente escribe libros en los que cree [5]

Todo esto ha llevado a que Jeanine Cummins cancelará el tour promocional del libro en varias ciudades después de recibir amenazas [8], mientras que varias librerías independientes han preferido no vender el libro [9]. Por su parte, Oprah decidió mantener el libro en su club de lectura pero que ahora tiene la intención de tener una”discusión más profunda y sustantiva” que incorpore perspectivas de “todos los lados” de la controversia [10].

Y eso es todo

¿Qué opinan de todo esto?

Referencias

[1] https://www.nytimes.com/2020/01/13/books/jeanine-cummins-american-dirt.html

[2] https://careerauthors.com/print-run-numbers/

[3] https://www.vox.com/culture/2020/1/22/21075629/american-dirt-controversy-explained-jeanine-cummins-oprah-flatiron

[4] https://apnews.com/721731dab24a64dcb8f10f3675974ad1

[5] https://www.npr.org/2020/01/24/798894249/latinx-critics-speak-out-against-american-dirt-jeanine-cummins-responds

[6] https://tropicsofmeta.com/2019/12/12/pendeja-you-aint-steinbeck-my-bronca-with-fake-ass-social-justice-literature/

[7] https://slate.com/culture/2020/01/american-dirt-controversy-will-publishers-change.html

[8] https://www.npr.org/2020/01/29/801021867/american-dirt-publisher-cancels-author-tour-after-threats

[9] https://www.theguardian.com/books/2020/feb/02/american-dirt-bookstores-controversy-profits

[10] https://www.vulture.com/2020/01/oprah-to-hear-all-sides-at-american-dirt-book-club-event.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .