Reseña| Memorias de una Geisha de Arthur Golden

(*Ganamos una pequeña comisión cuando se realiza una compra utilizando los enlaces de afiliación incluidos)

Título: Memoirs of a Geisha

Autor: Arthur Golden

Editorial Ingles: Vintage Books USA

Editorial Español:  Punto de Lectura

En Memorias de una geisha entramos a un mundo donde las apariencias son de suma importancia, donde la virginidad de una niña es subastada al mejor postor, donde las mujeres son entrenadas para seducir a los hombres más poderosos y donde el amor es desdeñado como una mera ilusión. Es una obra de ficción única, romántica, erótica y de suspense absolutamente inolvidable.

Puntuación: 3.5 de 5.

Spoilers

Memorias de una Geisha es de esas novelas que inicialmente te gusta pero, después de un rato, cuando tu cerebro empieza a procesar todo es cuando encuentras las cosas negativas.

Esta novela camina la frágil línea entre pintar la profesión de Geisha como prostitutas caras y como artistas. El autor jamás dice que las geishas sean prostitutas pero si hay varios elementos que son de esta profesión en toda la historia, además de que ambas profesiones son comúnmente asociadas (en la historia) lo que puede llevar a que pienses que ambas profesiones son similares, excepto que una es para la gente de dinero y la otra no. Además de que, en general, se vende mucho la idea de que las geishas son las amantes de hombres que lo pueden pagar. Y cuando hablamos de artistas, la novela pinta esto más como que son artistas de la seducción. Cuando la realidad es que las geishas en Japón son vistas más como artistas tradicionales (que no están relacionadas al sexo…necesariamente).

Y siento que aunque el autor si trataba de representar el hecho de que las geishas se especializaban en un arte y que eran más sobre entretener que sobre acostarse con sus clientes, los elementos que agregó que son asociados a las prostitución son más influyentes e importantes en la historia, lo que puede llevar a que esta novela refuerce la idea errónea que se tiene en el occidente de que las geishas son prostitutas, cuando la realidad es que no lo son.

Y si leí que el autor entrevistó a varias mujeres que habían sido geishas para escribir la novela, por lo que da a entender que lo que escribió es 100% verídico. Sin embargo, por lo que leí, hubo por lo menos una persona (Mineko Iwasaki) de las que fueron entrevistadas por Arthur Golden que criticó la representación de la vida de la Geisha en la novela debido a ser incorrecta. Lo que lleva a que haya debates sobre qué tan real es mucho de lo que escribió el autor.

En lo personal, creo que el gran problema de esta esta novela es que se siente bastante occidentalizada.

Además de que se nota mucho que la novela fue escrita por un estadounidense, simplemente por como pinta a Estados Unidos, y esto se nota especialmente en la manera como representa a los estadounidenses durante la segunda guerra mundial y el hecho de que no hay una mención directa a las bombas atómicas que fueron aventadas en Hiroshima y Nagasaki (según yo pero mi memoria podría estar fallándome). Solo las mencionan como “bombas letales” o algo similar, lo que podría significar cualquier bomba. Es como si el autor no quisiera representar de una manera negativa a Estados Unidos

Y esto si me molesto, pero creó que la cosa que fue más negativa para mí fue que muchas de las acciones de la protagonista estaban basadas en el  querer estar con un hombre que literalmente conoce cuando era niña y que fue bueno con ella en la conversación de 5 minutos que tuvieron. Siento que esta es una motivación bastante…barata.

Además de que aunque estuvieras pensando todo el tiempo que la historia está situada en otros tiempos y las cosas eran diferentes en ese entonces, no podía ver todo como “Qué bonita historia de amor” porque hay muchas revelaciones que hacen todo bastante…mmm…incomodo.

Ejemplo: Se revela al final de la novela que el sujeto, después de conocer a la protagonista cuando era una niña, le dijo a otra Geisha que tratará de encontrar a la niña para que la hiciera su “aprendiz” de geisha. Y considerando como se representan a la geishas…esto era básicamente porque el sujeto tenía la intención de acostarse con ella o hacerla su amante….cabe decir que la protagonista tiene como 13 años cuando conoce al sujeto, quien tiene más de 40 años…o sea un poco raro todo.

Al final, no creó que esta sea necesariamente una mala novela. Creó que sin duda cuenta una historia memorable, pero sería un poco escéptica sobre la representación de las vidas de las geishas. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .