Basada en Hechos Reales| El Diablo Viste a la Moda o El Diablo viste Prada (The Devil Wears Prada)

Es conocido (o tal vez no) que la historia de El Diablo Viste a la Moda (en inglés The Devil Wears Prada) está basada en hecho reales, y las personas que no sepan mucho de esto se pueden estar preguntando…

¿En que está basada?

Una pregunta que responderé pero primero es necesario poner la sinopsis de la novela para refrescar la memoria:

El lado profundo, oscuro y diabólico de la vida en las oficinas del gran imperio que es el mundo de la moda.

La insistente voz de Miranda Priestly persigue a Andrea hasta en sueños: «¿An-dre-aaa?, ¡An-dre-aaa!». ¿Es este el trabajo con el que soñaba al salir de la universidad? ¿Es este el trabajo por el cual tiene que estar agradecida y sentirse tan afortunada? Sí, es la nueva asistente personal de Miranda, la legendaria editora de la revista femenina más glamourosa de Nueva York. Ella dicta la moda en el mundo entero. Millones de lectoras siguen fielmente sus recomendaciones; sus empleados y colaboradores la consideran un genio; los grandes creadores la temen. Todos, sin excepción, la veneran. Todos, menos Andrea, que no se deja engañar por este escaparate de diseño y frivolidad tras el que se agazapa un diablo que viste un traje de chaqueta de Prada (exclusivo, por supuesto), calza unos Manolo Blahnik y siempre luce un pañuelo blanco de Hermès. Una novela hilarante que da un nuevo sentido a esas quejas que a veces circulan sobre un «jefe que es el diablo en persona»

Y el tráiler de la película:

Pero ahora la respuesta, la cual es que Lauren Weisberger, autora de la novela, se mudó a Manhattan después de terminar la universidad y logró obtener un trabajo como asistente de la editora de Vogue, Anna Wintour. Trabajo que dejó después de 11 meses para trabajar en una revista de viajes llamada Departures.

Obviamente este pasado hizo que muchas personas inmediatamente especularán que Runway y Miranda Priestly estaban basados en Vogue y Anna Wintour.

Miranda Priestly y Anna Wintour

Algunas de las similitudes que gente ha encontrado entre Wintour y Priestly son:

  • Ambas son británicas
  • Ambas son editoras de revistas de suma importancia en el mundo de la moda
  • Ambas fueron las editoras de alguna versión de la revista en el extranjero
  • Ambas usan un accesorio que las define. Wintour sus lentes y Priestly su pañuelo Hermès
  • Las oficinas son prácticamente idénticas (adaptación vs vida real)

Lauren Weisberger se mantuvo por muchos años sin confirmar ni negar si su novela estaba basada en su experiencia en Vogue, pero ahora en día es mucho más abierta sobre su pasado en la famosa revista.

Lauren Weisberger

La autora admite que su tiempo en Vogue inspiró la novela, pero que el personaje de Miranda Priestly no es una copia de Anna Wintour.

La autora también ha dicho que el personaje de Andy esta basada un poco en ella porque tienen cosas en común, pero que hay grandes diferencias con respecto a la estancia de Andy en Runway y la de ella en Vogue. Las más notables siendo que Lauren Weisberger nunca pudo llevarse ropa de Vogue como lo hace Andy porque nunca tuvo tiempo, y ella nunca fue a Paris porque Vogue Paris le daba asistentes a Anna Wintour. 

Andy Sachs interpretada por Anne Hathaway (c/20th Century Fox)

Otra diferencia es que Lauren Weisberger nunca pudo forzarse a usar tacones porque estaba en constante movimiento y simplemente no hubiera sido posible para ella hacer todo eso con tacones. En su lugar usaba unas botas con plataforma que, en algún punto, recibieron una mirada de disgusto por parte de Wintour.

Aunque, posiblemente, la diferencia más grande es que Lauren Weisberger se fue de Vogue por otro trabajo, mientras que Andy acaba peleada con Miranda Priestly en Paris.

De hecho, la autora no ve con malos recuerdos su estancia en Vogue porque admite que fue una etapa alocada, emocionante y dura, e incluso no tenía la intención de convertir su experiencia en un libro, pero la única razón por la que lo escribió es porque era consciente de que su experiencia fue única y quería escribir sobre eso, e incluso todo nació como un ensayo en vez de una novela.

Lauren Weisberger nunca recibió algún tipo de mensaje de Anna Wintour, pero opina que el silencio fue la respuesta más clara, porque cuando su novela estaba en todos lados al igual que la adaptación, ninguna de las publicaciones del grupo Condé Nast, que es dueño de Vogue, las menciono en algún momento.

Photo by Dominika Roseclay on Pexels.com

Pero un portavoz de Anna Wintour dijo lo siguiente después del estreno de la película:

“Ella pensó que era muy entretenida. Es una sátira. ¿Qué más se puede pedir?”

Y esto fue lo que ha dicho Wintour:

“Cualquier cosa que haga que la moda sea entretenida, glamorosa e interesante es maravilloso para nuestra industria. Así que yo estaba 100 por ciento detrás de eso. Creo que es realmente útil para las personas con las que estoy trabajando que pueda tomar decisiones. Entonces, si Meryl (Streep, quien interpreta a Miranda Priestly en la adaptación) parece fuerte, eso lo respeto”.

Lauren Weisberger nunca se ha encontrado con Wintour, debido a que no tienen los mismos círculos sociales, pero la ocasión en la que estuvo más cerca de encontrársela fue en una función pre-estreno de la película, donde ambas estuvieron invitadas pero que Weisberger no supo que Wintour estaba en la misma sala hasta después. 

Con respecto a que tan similar es Wintour y Priestly en la vida real, opiniones varían dependiendo de la fuente. Ex-trabajadores y colegas han dicho que son bastante parecidas e incluso la manera como Wintour maneja a sus trabajadores han llevado a que obtenga el apodo de Wintour Nuclear (Nuclear Wintour). Sin embargo, hay otros trabajadores como André Leon Talley que han defendido a Wintour.

André Leon Talley con Anna Wintour

André Leon Talley dijo específicamente que él nunca ha visto a Wintour aventar su abrigo o bolso, y que usualmente la editora se lo da silenciosamente a una asistente en las manos o lo cuelga ella misma. Además de que en los 27 años que trabajó en Vogue, el jamás vio a trabajadores correr por los pasillos para cambiar de zapatos, pero admite que hay similitudes. Una de ellas es que es verdad que Wintour le ponía tareas a sus asistentes que son casi imposibles de realizar, como obtener el último libro de Harry Potter antes de su publicación, o su hábito de mandar su ropa a lavar en seco

Por su parte, Anna Wintour ha tratado de limpiar su imagen en los últimos años, y la película la forzó a remodelar su oficina por las similitudes.

Referencias

https://www.dailymail.co.uk/femail/article-1304528/Lauren-Weisberger-The-Devil-Wears-Prada-boss-scarier-real-life.html

http://www.chasingthefrog.com/reelfaces/devilwearsprada.php

https://www.bustle.com/p/the-one-thing-devil-wears-prada-got-wrong-about-anna-wintour-22923980

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .