Dramas Literarios| Sarah Dessen y Otros Autores YA atacaron a estudiante por una opinión.

Realmente no podemos decir que la comunidad literaria está exenta de dramas, pero vayamos al grano. Esto fue lo que pasó:

Nota: esta entrada está llena de mis opiniones, así que no esperen una entrada neutra.

Northern State University (NSU) en Aberdeen, Dakota del Sur ha tenido por los últimos 10 años un programado llamado “Common Reads” [1]. Este programa es sobre asignar el mismo libro a todos los estudiantes de primer año, aunque realmente se ha convertido en un evento que incluye a todo el campus [2]. Eventualmente, la universidad invita al autor o algún orador que tenga alguna asociación a que de una plática [1]. La selección del libro es hecha por personas del campus o de la comunidad que se inscriban como voluntarios y asistan al comité de selección [2]. Además de que cada año la universidad cambia los requisitos u objetivos que debe cumplir el posible libro elegido, y de esta manera tener más diversidad literaria [2].

Photo by Nubia Navarro (nubikini) on Pexels.com

Debido al aniversario de 10 años del programa, el sitio de noticias Aberdeen News escribió un artículo acerca de esto [1,2]. En este artículo se puso una frase dicha en el 2017 por Brooke Nelson, una estudiante que en ese entonces estaba en su tercer año de universidad, que formaba parte del comité de selección. La frase era sobre Sarah Dessen, autora de novelas para adultos jóvenes como Along for the Ride y Saint Anything, y esto fue lo que decía (traducción):

“Está bien para las adolescentes. Pero definitivamente no está al nivel de Common Reads. Entonces me involucré simplemente para evitar que eligieran a Sarah Dessen” [2].

Esta frase suena dura, pero es del tipo de frases que es importante ver el contexto en el que fueron dichas. Brooke Nelson dijo esto en el contexto de que ella prefería que escogieran libros que hablarán más profundamente de temas sociales, como Just Mercy de Bryan Stevenson (el cual fue elegido ese año) que habla de las injusticias del Sistema Judicial.

La controversia comenzó cuando esta frase de este sitio de noticias local fue encontrada por Sarah Dessen, quien decidió publicar un tweet acerca de esto. Este tweet contenía una imagen de la frase que dijo Brooke Nelson con el nombre eliminado, y además escribió lo siguiente:

Traducción: “Los autores son personas reales. Ponemos nuestro corazón y nuestra alma en las historias que escribimos a menudo porque es literalmente cómo sobrevivimos en este mundo. Me está costando mucho en este momento y esto es cruel. Espero que te haya hecho sentir bien.”

Cosas que encuentro problemáticas de este tweet es que:

A) La frase “Espero que te haya hecho sentir bien” es simplemente absurda. No creó que haya muchas personas que cada vez que escriban una reseña negativa o tengan una opinión negativa sobre algo sientan cierta satisfacción sobre esto. Brooke Nelson estaba haciendo un comentario sobre las obras literarias de Sarah Dessen, no de Sarah Dessen como persona. Este comentario y la manera como lo tomó dan a entender que no puedes dar una crítica negativa de algún libro porque si lo haces eres básicamente una persona cruel.

B) Nadie puede ser tan ingenuo (especialmente cuando eres una persona pública) como para creer que quitando el nombre de Brooke Nelson de la imagen iba a evitar que la gente encontrará la noticia original y el nombre. Así que haciendo esto, Sarah Dessen básicamente lanzó a todos sus fans a que encontrarán a Nelson y la atacarán en redes sociales.

Este problema se hizo aún más grande cuando más autores (la mayoría de Adultos Jóvenes) se unieron a los ataques contra la estudiante.

Entre los autores están: Roxane Gay, Jodi Picoult, Jennifer Weiner, Jenny Han, Angie Thomas, y N.K. Jemisin [3].

Algunos ejemplos (y perdón por el lenguaje de los tweets que pondré) de que lo que escribieron estos autores:

La autora Siobhan Vivian respondió al tweet de Dessen con:

Traducción: A la mierda con esa puta perra

Y la autora Dhonielle Clayton decidió agregar más al tweet de Siobhan Vivian con esto:

Traducción: ¿Puedo agregar algunas palabras más a la brillantez de Siobhan … a la mierda esa miserable puta perra. (Nota: no estoy segura de como traducir RAGGEDY ASS)

Mientras que la autora Jennifer Weiner dijo lo siguiente:

“Cuando les decimos a las adolescentes que sus historias importan menos, o que no importan en absoluto, hay consecuencias en el mundo real”.

Y puso el hashtag #metoo y un link a una artículo de Vox que es sobre el abuso sexual que sufrieron múltiples gimnastas a manos de Larry Nassar [1].

Puede que se estén preguntando: ¿Cuál es la asociación entre las dos cosas?

Yo me preguntaba lo mismo.

Pero, al parecer, Weiner trato básicamente decir que la opinión de Nelson es debido a que está influenciada por “ideas misóginas.”

Jennifer Weiner elaboró su opinión más, al parecer, en la sección de comentarios del sitio Aberdeen News, y digo “al parecer” porque no está confirmado que sea ella pero el autor del comentario se llamaba Jennifer Weiner [1].

Esto fue lo que dijo:

“Es difícil saber qué es más triste: que Brooke Nelson ha internalizado la misoginia en la medida en que no puede ver nada de valor en los libros que adoran las “chicas adolescentes”, pero presumiblemente está impresionada con los méritos de un libro centrado en la cultura de los videojuegos que es amado por muchachos adolescentes; que Nelson se unió al comité no para defender un libro o un género, sino para mantener el trabajo de un autor específico fuera de la discusión; que se jactaba de sus acciones, como si hubiera hecho un gran servicio a la literatura, o que Nelson se graduó con un título en literatura inglesa, está cursando estudios de posgrado en literatura inglesa y algún día impondrá su sexismo y elitismo en la próxima generación de lectores.” [1, 2]

Lo que es un poco irónico de este comentario es que Jennifer Weiner (si es que realmente escribió este comentario) no se tomó el tiempo de leer bien la noticia, porque dijo que Nelson estaba “impresionada con los méritos de un libro centrado en la cultura de los videojuegos que es amado por muchachos adolescentes” [1]. La autora esta al parecer hablando de que en la misma noticia de Aberdeen News mencionan que, en cierto año, el comité eligió “Ready Player One” para Common Reads, pero el problema del comentario de Weiner es que el año en el que se escogió Ready Player One no fue el mismo año en el que Nelson dijo lo de Sarah Dessen [1,2]. De hecho, Ready Player One fue elegido años antes de que Nelson se viera involucrada con el comité de selección. O sea básicamente Jennifer Weiner no se tomó la molestia de leer con atención la noticia antes de comentar. (Jennifer Weiner, eventualmente, pidió disculpas sobre este comentario)

La autora Jodi Picoult quiso también asociar el comentario de Nelson con ideas misóginas o sexistas ya que publicó lo siguiente:

“Este tipo de pensamiento es lo que conduce a la discriminación de género en la publicación. No hablar sobre este incidente no es solo denigrar a Sarah. Es degradante para las mujeres, punto” [3].

En mi opinión, asociar el comentario de Nelson con ideas misóginas o sexistas es irónico porque todas estas autoras están literalmente degradando la opinión de una mujer y básicamente diciendo que sus comentarios están mal y no deberían ser dichos, lo cual suena bastante como una idea misógina o sexista.

Por su parte, la universidad se disculpó por los comentarios de Brooke Nelson diciendo lo siguiente en su cuenta oficial de Twitter:

Lo sentimos mucho a @SarahDessen por los comentarios hechos en un reportaje por uno de nuestros ex-alumnos en referencia a nuestro Common Reads 2016. Nos encantan las novelas para adultos jóvenes y apreciamos el amplio impacto de las novelas juveniles”,

Hasta el día de hoy, la universidad no se arrepiente de esto [4].

Brooke Nelson tuvo que desactivar sus redes sociales ya que sentía que los ataques estaban afectando sus estudios (se encuentra haciendo una maestría) y que la controversia podía afectar su carrera [1], pero dijo en un correo para Vulture que ella creía que su comentario había sido sacado de contexto y que el artículo no había puesto las razones de porque había dicho lo que dijo:

 “Seguí mi evaluación del trabajo de Sarah Dessen con una justificación de que sentía que otros tres libros abordaban mejor temas sociales relevantes: Just Mercy de Bryan Stevenson, Breath, Eyes, Memory de Edwidge Danticat, y When Breath Becomes Air de Paul Kalanithi. Estos tres libros están bellamente escritos y empujan a los lectores a oponerse a la desigualdad racial que perpetúa el sistema judicial, a considerar la heredabilidad y la influencia de la tradición y el trauma, y a contemplar lo que da sentido a la vida de uno. Estos temas son relevantes no solo en la época actual de la justicia social, sino que son especialmente significativos e importantes para los estudiantes universitarios que, como adultos emergentes, a menudo se involucran con los problemas sociales con un nuevo sentido de agencia y urgencia” [3].

Todo esto concluyo básicamente con Sarah Dessen y múltiples de los autores involucrados poniendo disculpas en sus redes sociales y eliminando los tweets donde atacaban a Nelson. Esto después de que empezaron a ser criticados negativamente.

Pueden posiblemente encontrar las disculpas en sus cuentas oficiales, pero no las pondré porque esto se haría aún más largo. También puede que encuentren una entrada con información más detallada sobre lo sucedido, porque realmente esto fue una versión muy general pero bueno…

Y ahora lo que pienso de todo esto es que los autores deberían respetar las opiniones de la gente. Esta no es la primera vez que escucho de autores que reaccionan así cuando leen críticas negativas de sus libros. Puede que el comentario de Nelson sonará brusco, pero todos tienen derecho a tener una opinión. Brooke Nelson creía que era más importante que estudiantes universitarios leyeran un libro que girará alrededor de temas sociales importantes y relevantes que una novela de Sarah Dessen, y creó que se debería de respectar eso. No atacarla en redes sociales por tener una opinión, especialmente cuando todos los autores involucrados tenían mayor poder (con respecto a su influencia sobre la opinión pública) que Nelson, y muchos no estaban ni bien informados. Además de que siento que todos los autores tomaron el comentario como un ataque personal, en vez de verlo como una crítica a las obras literarias de Sarah Dessen. Al final del día, no todos pueden amar tus libros, además de que el comentario de Nelson ni si quiera decía que odiaba los libros de Dessen, si no que simplemente no creía que eran lo más adecuados para las circunstancias. Brooke Nelson se vio mucho más madura que todos los autores involucrados, y me decepciono ver las reacciones de estos autores ante un comentario negativo, y aún más porque trataron de degradar la opinión de Nelson.

Pero…¿Ustedes que piensan de esto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s